Síguenos
Suscríbete a nuestro Newsletter



Pedro Castillo presidente del Perú profundo

La defensa del voto popular es una tarea inmediata.
Pedro Castillo

El pueblo debe defender el proceso de cambio.

Julian Lacacta *
Revista Mariátegui
21/07/21

I
Los resultados de las elecciones son irreversibles ha ganado Pedro
Castillo, por más que la derecha y la ultraderecha peruana, tenga a los
mejores abogados corporativos, medios de comunicación y a los dirigentes
de los Partidos de derecha, no podrán cambiar la voluntad del pueblo.
Keiko Fujimori de Fuerza Popular, perdió las elecciones, fue derrotado
por el pueblo que está cansado de la clase política peruana y asqueado
con la corrupción que se ha impregnado en todas las esferas de la
sociedad, producto de la implementación de un sistema neoliberal que
empodera y beneficia económicamente a un puñado de empresarios a costa
del pueblo. José Pedro Castillo Terrones, profesor y dirigente sindical,
sintonizo naturalmente con la población y puedo llegar al corazón de las
familias, con propuestas de transformación para construir una Patria
digna, ni el “terruqueo”, ni los miedos creados por la derecha con apoyo
de los medios de comunicación pudieron, ni podrán frenar el avance de
los pueblos que van por la construcción de un Perú nuevo.

II

En la primera vuelta de las elecciones generales de Perú de 2021, se
presenta una polarización de la sociedad y de las organizaciones
políticas, con la presencia de dieciocho candidatos a la presidencia,
todos los partidos con crisis organizacional, “cascaron”, sin
representación en sus bases, disputas de poder al interior de cada uno
de ellos, con sospecha que los partidos políticos vendieron al mejor
postor los espacios para la candidatura al congreso. El panorama de la
primera vuelta, donde la población ya venía de experiencias de traición
y más aún de haber pasado y palpado una crisis pandémica donde ha
desnudado la grave situación de salud, económica, educativa, etc. que
está sumergida nuestro país.

En la segunda vuelta, la polarización se acrecentó, entre dos
posiciones, que los medios de comunicación lograron imponer a base de
titulares e información falsa, la prensa denomino “democrático” la
opción de Keiko Fujimori y el “comunismo” al Partido Político Perú
Libre. Todos los espacios que controla la derecha se juntaron para
aplastar al candidato Pedro Castillo, más de dos meses “demolieron” a la
opción de cambio, el “terruqueo” a todos los dirigentes, profesionales,
políticos y a las masas que apoyan la candidatura del profesor. La
ultraderecha arengó en mítines “muerte” al secretario general de Perú
Libre y al candidato Castillo.

Los resultados del proceso electoral datos de la Oficina Nacional de
Procesos Electorales (ONPE), da ganador al profesor Pedro Castillo con
el 50.125% de los votos válidos y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) el
49.875%, la diferencia es de 44,058 votos. La derecha peruana, no acepta
los resultados y han empezado a utilizar la estrategia del “Golpe
Blanco”, empezaron a desprestigiar el proceso electoral, desconociendo
el voto popular y lo segundo es utilizar todos los medios legales para
retrasar la proclamación del presidente electo por parte del Jurado
Nacional de Elecciones (JNE).

III

La crisis de los partidos políticos es producto de la profundización del
neoliberalismo en Perú, implementado por la dictadura “fujimontesinista”
en la década de los noventa y la carta magna que lo avala es la
Constitución Política del año 1993, que nace producto del autogolpe del
05 de abril de 1992, creada y acomodada para controlar y enquistarse en
el poder por décadas. Quienes fueron los continuadores, Valentín
Paniagua Corazao, Alejandro Celestino Toledo Manrique, Segundo Gobierno
de Alan García Pérez, Ollanta Moisés Humala Tasso, Pedro Pablo Kuczynski
Godard, Martín Alberto Vizcarra Cornejo, Manuel Arturo Merino de Lama y
Francisco Rafael Sagasti Hochhausler, simplemente jugaron un rol que el
sistema y el empresariado desea. Tres décadas de despolitización, la
práctica de la política en la actualidad es negocio y el actor político
simplemente es un individuo que busca su beneficio personal, por la
escasa formación ideológica, política y profesional que tiene, en la
campaña electoral la derecha y sus medios de comunicación, no podían
refutar el ideario de Perú Libre y lo único que hicieron fue insultar y
causar miedo sin ningún argumento, ni propuesta contra el marxismo –
leninismo que lo plantea Perú Libre en su ideario.

La pandemia ha desnudado, las falsedades del sistema capitalista en el
Perú, la vigencia de lucha de clases es evidente entre los explotadores
y los explotados, las posiciones antagónicas, entre los de arriba y los
de abajo, entre el centralismo limeño y las regiones. El proceso
electoral demostró en la práctica, las falsedades del discurso y de su
programa de los partidos de derecha, que se unieron para defender el
modelo neoliberal de explotación y miseria, Fuerza Popular, Alianza para
el Progreso Perú, Avanza País, Perú Nación, Perú Patria, Partido Popular
Cristiano, Renovación Popular, Victoria Nacional, Acción Popular y el
Partido Aprista Peruano.

Las apelaciones por solicitudes de nulidad planteadas por Fuerza Popular
y la impugnación a cinco proclamaciones de los Jurados Electorales
Especiales de Huancavelica, Cajamarca, San Román, Huamanga y Chota, son
las que están retrasando la proclamación del presidente Pedro Castillo
por el JNE. En esta última etapa Keiko Fujimori y sus alisados quieren
retrasar la proclamación para crear una inestabilidad en el país, al no
ser proclamado el nuevo presidente antes del 28 de julio, se generaría
un “guerra civil”, el pueblo contra los que están propiciando el “Golpe
Blando”.

IV

En la actual coyuntura y con la llegada del nuevo gobierno, se debe
priorizar y fortalecer las organizaciones naturales del campo y la
ciudad, para sentar las bases de una Patria Nueva gobernada por todas
las sangres, que nos permita ser dueños de nuestro propio destino, para
tal fin, debemos organizarnos desde las bases, recuperar y fortalecer
las estructuras partidarias, sindicales, federaciones, etc., crear un
movimiento del pueblo que sea capaz de garantizar la continuidad del
proceso, la formación de cuadros políticos debe ser prioritaria,
combatir, desenmascarar a los oportunistas y corruptos que están en las
filas del campo popular.

Se debe priorizar y fortalecer las organizaciones naturales del campo y la ciudad, para sentar las bases de una Patria Nueva.

Derrotar a la ultraderecha fascista nacional e internacional, en todos
los campos, más de 30 años han utilizado a nuestro país, para beneficiar
a una minoría con nuestros recursos, un puñado de familias han manejado
a su gusto los poderes del estado, poder judicial, poder legislativo y
el poder ejecutivo, a base de corrupción y prebendas, acomodando leyes
para favorecerse y seguir enriqueciéndose a costa de las necesidades del
pueblo.

La defensa del voto popular es una tarea inmediata, la proclamación del
presidente se debe dar antes del 28 de julio, son 200 años de que una
casta nos gobernó a su antojo, es hora de que el pueblo sea gobernado
por un representante auténtico, si el fascismo no quiere soltar el
gobierno, debemos responder con la insurgencia popular, amparados en la
constitución política vigente, el derecho de insurgencia consagrado en
el segundo párrafo del Artículo 46°, Nadie debe obediencia a un gobierno
usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la
Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de
insurgencia en defensa del orden constitucional. Son nulos los actos de
quienes usurpan funciones públicas.

El pueblo debe garantizar el cumplimiento de las promesas del nuevo
presidente Pedro Castillo así mismo debe defender y acompañar en el
proceso de cambio y si este es amenazado como está acostumbrado Fuerza
Popular con su lideresa Keiko Fujimori, sus aliados a desestabilizar,
conspirar y derrocar gobiernos el campo popular debe organizar las
“autodefensas del pueblo” para defender el proceso de cambio del pueblo.

Total
0
Shares
Related Posts
Total
0
Share